Thursday, December 07, 2006

 

LA FINCA

El presente texto, perteneciente al género narrativo, muestra un relato de sucesos que giran en torno a dos personajes “Don Jacinto” y “Don Gregorio; su trama es dada a conocer por un narrador extradiegético, el cual inicia con el reconocimiento de una serie de hechos intencionados, producto de un conflicto por apoderarse de la totalidad de un territorio a cualquier precio.

“Don Jacinto” es un personaje con dotes de nobleza y espíritu laborioso, serio y de buenas costumbres, no apto a la pelea, cansado, resignado y acostumbrado a las noticias diarias que su capataz le proporcionaba. En su soledad sólo recordaba el auge que había tenido años atrás su Finca, colmada de empleados, ganado y rodeado de una tierra fértil que ahora no le estaba ocasionando sino problemas. De igual forma su desgano era el reflejo de una vida en abandono, su esposa fallecida, sus hijos alejados y la esperanza viva del regreso de “Carmen” una niña hacendosa la cual se convirtió en el precio más alto que tuvo que pagar “Don Jacinto” por no acceder a las peticiones de su adversario.

“Don Gregorio”, un hombre de mal especto, dominante, dueño de gran parte del territorio, avaro, capaz de llegar hasta las últimas consecuencias por tener lo que quiere, manipulador, tenía sujeto a todas las personas que podían subsanar sus fechorías incluyendo a las autoridades de la comarca, un hombre sin sentimientos que llegó a calificarse como terrateniente luego de acabar con la vida de “Carmen” quien se convirtió para él en la más prefecta forma de doblegar la decisión de “Don Jacinto” no querer vender su propiedad.

El final triste de esta historia, muestra el desconsuelo total y la impotencia marcada de su protagonista el cual, ante el cadáver destrozado de su hija siente que la existencia se le acaba su dedición de vender la finca, se vio envuelta entre el dilema de sus dos hijos que aún lo necesitaban pero de igual forma la sed de vengar a su niña “Carmen” quien empezaba a vivir.

Actualmente, vemos familias campesinas como la de “Jacinto” padres que se desviven por construir un futuro promisorio para sus hijos, ellos con su afán de ingresar a un mundo globalizado y lleno de experiencias exorbitantes, olvidan que su existencia y aun su ser dependen y fue producto de dos personas que lo han dado todo.

De igual forma seres como “Gregorio” vemos a montón, personas que ejercen su poderío a costa de cualquier precio sin tener un mínimo se sentimiento, solo les interesa inundar su economía, su ego de machos y tener el control de la situación.

TEXTOS LÍRICOS

“El Brillo de la infancia” es un texto que nos transporta a ese mundo de sueños, de realidades que se adornan de sentimientos sanos, ingenuos, mágicos, llenos de innumerables pasajes que solamente se hacen realidad en la imaginación pero que permiten sentir la vida de otra forma, de una forma fantástica donde el dolor, el odio, la envidia y el rencor no son compatibles.

“Se derrumba el castillo de tu historia” su idea principal da cuenta de la importancia del “tiempo” ese instrumento que desvanece el presente y hace que el camino que dejamos atrás se vea enmarcado por un sin número de huellas perennes que se vislumbran en nuestra apariencia, en nuestras formas de ver y pensar, solo en nuestras memorias quedan los recuerdos, recuerdos alegres, tristes llenos de satisfacciones o desaciertos que solo son reconstruidos cuando afectan de una forma u otra el presente.

“Nunca llegó el verdadero y sabido nombre” Las palabras son el puente perfecto para que los pensamientos se conviertan en una realidad, pero toda idea expuesta ante ese otro debe sin lugar a dudas tener un sustento que le de veracidad, solo de esta manera el entendimiento se hace evidente, pues de lo contrario nunca llegará la verdadera razón y las palabras perfectas que expliquen el rumbo adecuado que debe tomar el transcurrir del tiempo.


Wednesday, November 22, 2006

 

LITERATURA Y SOCIEDAD



SEPTIEMBRE 10 DE 2006

TUTORIA Nº UNO

¿COMO SE TEJEN LAS RELACIONES ENTRE LITERATURA Y SOCIEDAD Y CUALES SON LOS SUSTENTOS TEÓRICOS DE DICHA RELACIÓN?


¿ES LA LITERATURA UN TÉRMINO DE ORÍGEN SOCIAL?



La naturaleza racional de la humanidad ha permitido que a lo largo de su evolución haya plasmado en la literatura la experiencia que ha ido adquiriendo con el tiempo. Si el desarrollo del lenguaje se consiguió por un interés común de entendimiento, el deseo de llevar el proceso de comunicación a otros niveles constituyó uno de los factores puntuales en la evolución de todas las sociedades. En el marco de éste nivel de comunicación, la literatura ocupa un lugar de suma importancia. Desde sus primeras manifestaciones en la antigüedad, el hombre ha conseguido perpetuar a través de la palabra escrita todo un mundo, que de no existir ésta, difícilmente conoceríamos.
Cualquier texto escrito no es literatura; sólo lo serán aquellos que estén realizados con arte. Una obra literaria tiene un valor estético en sí misma, que hace que sea apreciable, valorable o medible en cualquier momento, pero también está sujeta a los valores estéticos de la época, del lector o del crítico que determinan lo que está escrito con arte y lo que no. El paso del tiempo es quien ventila este asunto.
La literatura consiste en una forma de escribir, según palabras textuales del crítico ruso Roman Jakobson, en la cual “se violenta organizadamente el lenguaje ordinario”; “la literatura transforma e intensifica el lenguaje ordinario”; se aleja sistemáticamente de la forma en que se habla en la vida diaria.
La reflexión sobre la relación entre la actividad artística y la realidad social probablemente es tan antigua como la civilización. Está presente en la tradición intelectual de occidente desde la poética de Aristóteles hasta la actualidad. Desde su aparición, la práctica creativa ha inquietado a la colectividad humana y el recurso de indagar en torno a su origen, para desentrañar su misterio, ha sido frecuente.
La necesidad de integrar los hechos literarios en la historia de las sociedades humanas es un descubrimiento casi contemporáneo de los inicios de la ciencia histórica tal y como se entendía a finales del siglo XVIII. Son diversas las relaciones que se pueden establecer entre literatura y sociedad, para ello es necesario analizar las obras de manera interpretativa, es decir ir más allá de la configuración lingüística del texto; es así como la Sociología de la literatura, en concreto, establece conclusiones que parten de la consideración de la literatura como realidad, fenómeno o institución social, en tanto que relaciona las obras literarias y sus creadores, la sociedad y el momento histórico en que nacen y la orientación política que las inspira.
De igual forma siguiendo la línea del Marxismo se puede aludir que su metodología propia de la Semiótica, la Neorretórica y la Hermenéutica busca el estudio de las estructuras textuales y su relación con la sociedad; Así mismo la Sociocrítica, se interesa por la procedencia y condición social de los autores, el grado de dependencia de los escritores respecto de la clase dominadora o las fuentes económicas que le permitían subsistir, y la necesidad de trazar una historia del autor en la sociedad.

Críticos Marxistas como LUKÀCS, consideran que abordar el análisis de la literatura es sencillamente verla como un cúmulo de realidades tanto políticas como sociales; es decir, verla como una totalidad artística.
De igual forma entender la compleja relación que une y separa el individuo con la sociedad, es interpretar como más allá de un entramado de rasgos lingüísticos se hayan unas estructuras sociales, que dan cuenta del génesis del texto en una situación concreta y que en palabras de GOLDMAN, llama “Estructuralismo Genético”.
Así mismo TERRY EAGLETON toma el estudio de la literatura, analizándola como un proceso continuo que parte desde su modo literario y general de producción hasta la aplicación en ella de una ideología que permitirá que el producto final “Texto” mantenga una convergencia de todos los elementos antes mencionados.
Por último enlazar los términos “literatura y compromiso” fue una tarea fácil de resolver para SARTRE, quien manifiesta que el escritor plasma sus pensamientos con el propósito de dar a conocer la relación del hombre con el mundo, lo que significa que se escribe para el público de la época, logrando que el lector se inquiete y se identifique con lo que está leyendo, sus palabras textuales lo comprueban:”El escritor vive en una situación, de modo que el silencio es tan responsable, tan culpable como la acción”.
Por otra parte, la prevalencia de criterios comerciales sobre el hecho literario naturaliza las obras de arte como mercancías mentales. Un poderoso modo del dominio del mercado que, frente a otros, menos sutiles, no necesita actuar por encima de la sociedad para ejercer su poder. De este modo la dimensión social de la literatura que es un componente más de la obra de arte, adquiere una importancia insólita; es así como se puede evidenciar una relación estrecha entre “la literatura y la sociedad”.
Así llegamos en esta rápida mirada a establecer cómo el término “literatura” nace del querer compartir el mundo subjetivo del escritor al mundo objetivo que es la sociedad con todas sus implicaciones culturales y políticas. Saber que la prioridad de la literatura es servir a la comunidad, es en esencia el objeto por el cual se establece una estrecha relación entre literatura/sociedad.

Maritza Mactorel Carvajal.
MUTUA INFLUENCIA


Luego de hacer cada una de las lecturas las cuales se complementan tendría que empezar por definir cada uno de los temas para encontrar como se relacionan si ha habido cambio en la literatura a través de las diferentes épocas de la historia y cuales son esas transformaciones.

En primer lugar definamos ¿Qué es literatura? Para lo cual Eagleton presenta un gran número de ellas en la que destaca un crítico ruso Jakobson, quien dice: “la literatura consiste en la forma de escribir en la cual se violentan organizadamente el lenguaje ordinario”. La literatura transforma e intensifica el lenguaje ordinario; se aleja sistemáticamente de la forma en que se habla en la vida diaria.

A su vez los formalistas Rusos quienes proponen definir lo literario, (es decir los usos especiales del lenguaje encontrados en textos literarios y otros diferentes) no la literatura, consideran que la obra literaria es un conjunto de recursos o funciones que incluyen sonidos, imágenes, ritmo, sintaxis, metro, rima y técnicas narrativas, todos estos elementos literarios formales. Para los formalistas lo literario era una función de las relaciones diferenciales entre dos formas de expresión y no una propiedad inmutable.

Para concluir lo referente a ¿qué es literatura? Aparecen los juicios de valor considerando este como un término transitorio que significa según Eagleton lo que algunas personas aprecian en circunstancias especificas basándose en determinados criterios y a la luz de fines preestablecidos, por esto pueden considerarse como las diferentes formas en que la gente se relacione con lo escrito, juzga lo que es y no es literatura, lo juicios de valor son notoriamente variables y están estrechamente relacionados con la ideologías sociales.

La Sociocrítica es la que se interesa por el origen y condición social de los autores, por sus ideas políticas y sociales como ciudadanos y su grado de integración en el proceso social como por el grado de dependencia de los escritores respecto de la clase dominadora o las fuentes económicas que le permiten subsistir, y la necesidad de trazar una historia del autor en la sociedad.

La crítica marxista dedicada a señalar y explicar el camino al socialismo y la influencia económica en la literatura destaca a Lukcás lo esencial para el es la totalidad, es decir la verdadera literatura refleja la realidad, pasando por encima de los estilos para presentar al lector una visión totalizadora de la realidad.

Goldmann al estudiar los textos y corroborar la visión de l mundo que estos llevan afirma que la obras literales no deben ser vistas solo como creación de individuos sino de un sujeto colectivo, de unas estructuras mentales transindividuales, es decir las ideas y valores que comparte un grupo.


Eagleton propone estudiar las obras literarias desde tres niveles primero el modo general de producción, luego modo literario de producción y por último la ideología general, esta última no siempre estará de acuerdo con las otras dos, la ideología del autor la componen la nacionalidad, el sexo, la clase social y las creencia que se introducen o no de manera armoniosa en la ideología general, ya que entre estas dos puede existir homología afectiva o una inmensa contradicción.


En cuanto la literatura y sociedad estas mantienen una relación de mutua influencia, el escritor responde ante el sistema de creencias, inquietudes, valores y roles de la sociedad de su época acogiéndolos o rechazándolos. En forma inversa el escritor le propone a la sociedad problemas y soluciones, comportamientos e ideas que esta no había imaginado.

El poeta es hijo de su época sus obras están fechadas y marcadas por la saciedad, la época resulta afectada por la obra. Literatura y sociedad investiga la noción de la realidad que son resultados de un sistema simbólico construyendo el lenguaje que viene a ser la piedra angular de la cultura representacional que nos invade

El símbolo como figura literaria ayuda a conocer y percibir determinada realidades, percibir implica que veo una parte y doy por sentado que hay otra que no veo que es real. El símbolo como función rebela estructuras que son inaccesibles para la observación empírica.

La labor del poeta consiste en una celebre frase tomada de Marcuse: “el arte conserva la memoria de las cosas no alcanzadas con una promesa de felicidad”, hoy día el valor de la poesía es el de ser un método para restaurar la percepción sensorial del mundo. Abrir la percepción sensorial lo que obtenemos en el cause de la sensibilidad y de la memoria, la que nos puede edificar insobornables con la coordenadas del dolor y el gozo, sigue siendo la labor pendiente del ser humano. El poeta además sufre el peso de lo cultural, participa de los mismos miedos que sus contemporáneos por lo que sus temores se limitan a dos uno el miedo a configurar una visión excesivamente subjetiva del mundo, el otro, el miedo a configurar una visión del mundo excesivamente objetiva.


Por todo lo anterior podemos concluir que son diversas las relaciones que se pueden establecer entre literatura y sociedad, sin embargo estas se reducen a dos la primera puede pretender ilustrar la sociedad utilizando el texto literario como un documento de época o establecer conclusiones acerca de las obras basadas en las relaciones que se presumen entre las estructuras literarias y las sociales. La literatura con el paso de los tiempos ha experimentado cambios porque cambian las sociedades viéndose mutuamente afectadas por ejemplo en la época medieval se produjo un arte al servicio del feudalismo o que la sociedad del antiguo régimen temerosa ante el asenso de la burguesía nos entrego la novela fantástica y la poesía romántica. Por lo que se puede decir que incluso en poéticas que buscan eludir la presencia del mundo este se resiste a no dejar su huella y de un modo u otro asoma el contexto social en que han sido creadas. La historia, como Adorno evidencio, se cuela por las rendijas de la obra.


MARIA DEL PILAR CAMACHO



PREGUNTAS GENERADORAS

1- ¿Qué es la sociocrítica y cual es su relación con la literatura?

La sociocrítica fue una disciplina surgida dentro de la Nouvelle Critique Francesa; se interesa por la procedencia y condición social de los autores, así que por sus ideas políticas y sociales como ciudadano y su grado de integración en el proceso social; se interesa también por el grado de dependencia de los escritores respecto de la clase dominadora o las fuentes económicas que le permitían subsistir y la necesidad de trazar una historia del autor en la sociedad.
En este sentido la sociocrítica se concentra en las estructuras textuales y su relación con la sociedad.

2- ¿Cómo se introducen elementos sociales en la obra literaria?

La literatura y la sociedad son dos términos que van de la mano, el autor de una obra ilustra la sociedad utilizando el texto literario como un documento de época, en la influencia de razones económicas; el juicio estético debe relacionarse con el mundo social e histórico, que le proporciona la matriz de las significaciones.

3- ¿Qué es literatura?

La literatura podría definirse como una obra de imaginación, en el sentido de ficción, de escribir sobre algo que no es literariamente real.
La literatura consiste en una forma de escribir, según Roman Jakobson, en la cual “se violenta organizadamente el lenguaje ordinario”. La literatura transforma e intensifica el lenguaje ordinario; se aleja sistemáticamente de la forma en que se habla en la vida diaria.


4- ¿Qué tipo de relación se establece entre uso público de la razón y la literatura?

La actitud de Kant frente a la problemática metafísica es por cierto, algo ambigua en tanto afirma por un lado que no conocemos ni podemos conocer el absoluto (puesto que el conocimiento humano se limita a la experiencia) pero, al mismo tiempo, considera al hombre un ente dotado de razón, facultad de lo incondicionado, de manera tal que la metafísica es considerada una necesidad natural en el hombre. El hombre no puede ser indiferente a la problemática metafísica, tal es la razón por la cual siempre tomamos alguna posición al respecto.
Kant busca resolver esta aparente contradicción, pero no en el plano gnoseológico sino en el moral, en el campo de la razón práctica (es decir, la razón en tanto determina la acción del hombre).
Si bien no podemos alcanzar el absoluto, sí tenemos cierto acceso a algo que se le acerca. Este contacto de aproximación se da en la conciencia moral, o la conciencia del bien y del mal, lo justo y lo injusto, lo que debemos hacer y lo que no debemos hacer. La conciencia moral, es para Kant, la presencia de lo absoluto o al menos, parte del absoluto en el hombre.
Es desde esta perspectiva que el uso público de la razón va paralelamente con la literatura, donde su influencia ya sea de tipo económico o político, influye en el camino del socialismo; el uso estético de la razón debe relacionarse con el mundo social e histórico y sólo es aprehendido cuando se relaciona con la dimensión social del texto.

5- ¿Cuáles son los referentes predominantes en la literatura actual enmarcada dentro de la globalización y la postmodernidad?

Desde los inicios del siglo XX hasta hoy el capitalismo ha desarrollado la capacidad de los recursos para fijar el dominio sobre las mentes de los individuos, que ha conseguido secuestrar, manipular, jugar con nuestra percepción de la realidad y con la noción de nosotros mismos. En la era del imperio global al individuo se le enviste de poderes que tampoco existen; ¿Qué vemos en la realidad? Lo real, nuestro dolor y nuestro gozo. Vemos que ¿lo que nos sucede le está también sucediendo en los demás? Las únicas certezas es que las dos pulsiones con las que opera la literatura son el goce y el dolor.


OCTUBRE 01 DE 2006

TUTORIA DOS

¿COMO SE DETERMINA LA DIMENSIÓN SOCIAL EN UNA OBRA DE CARÁCTER UNIVERSAL?


UN DOLOROSO DESPERTAR
(Análisis crítico)
LA METAMORFOSIS


La historia cuenta como Gregorio Samsa; un hombre trabajador, dedicado a su profesión las ventas. Una mañana al despertar descubre que se ha transformado en un insecto monstruoso, a partir de ahí inicia un autoanalisis retrospectivo de su situación y de la condición de su vida en general junto a su familia.

Estando en su condición actual “Bicho”, El sistema laboral represivo donde se encontraba sumergido hace 5 años a causa de la deuda adquirida por su padre con su actual patrón, le llevaba a soportar una constante competencia donde se reflejaba la marcada preferencia para con sus compañeros. Se tornaba tan monótono su diario vivir que solo dormía del lado derecho, tanto así que todos los objetos de su dormitorio cobraban un alto valor simbólico que solo su pensamiento podía comprender.

Al despertarse de este sueño intranquilo, comienza a reconocer su nueva condición, viviendo en carne propia sus limitaciones; primero la odisea en que se convirtió el incorporarse y abrir la puerta de su cuarto, luego el percatarse de las reacciones de los suyos, o al menos los que el creía suyos, pensó despertar en su familia un justo sentimiento solidario, apenas lógico por su labor como proveedor de las necesidades básicas de todo su hogar. Pero la realidad es otra; el señor principal, su supervisor del cual se esperaba se acordara de lo capaz que el había sido salio huyendo despavorido y sin palabras debido a la imagen que observaba, su madre salto en llanto y su padre medio atónito y enfurecido le insto a regresar a su cuarto para pensar en como solucionar este terrible hecho. Su hermana movida por su curiosidad y su asombro reacciono de manera más bien apacible y presta a ayudar a su hermano. Pero al final la realidad sucumbió en temor y sus pensamientos fueron cambiando.

A Gregorio en estas condiciones le sobraba el tiempo para pensar, sin temor a ser molestado, acerca de las medidas que habría de disponer para ordenar su vida en lo sucesivo. Su habitación fría y de techo alto, le producía ahora miedo, sin que pudiera atribuir el porqué, afectado por preocupaciones y esperanzas no muy definidas, pero cuya conclusión era siempre la necesidad perentoria de mantener la calma y paciencia y de hacer cuanto fuera posible para que la familia, por su parte, soportase las molestias que él, en el estado en que se hallaba, ocasionaría sin poder evitarlo.

Empieza a vivir instantes de reflexión y cruda realidad, Gregorio esperaba que sus padres y hermana aceptaran su nueva condición, y ellos rehusaban aceptar que este era su hijo, el tiempo y la dificultad para analizar y comprender los hechos provocaron reacciones cruzadas que terminaron por agotar y aniquilar todo pensamiento lógico y racional. Gregorio termina consumiendo su ser interior y esperando el momento final en que sea sacrificado. Los suyos lo desconocen y terminan encontrando soluciones a sus verdaderos problemas financieros y planteando nuevas estrategias que permitan sobrevivir en familia.

A través de la experiencia que vive Gregorio desde su despertar convertido en un ser repulsivo y discriminado por la sociedad, se deduce que su deseo por transformar la vida monótona que llevaba lo sumergió en un profundo autismo que pese al deseo por ser valorado y aceptado por lo que representa en su seno familiar, sufre las penalidades, rechazos y maltratos que le afectaron tanto su condición psicológica como física, apagando lentamente su vida personal y social.

Nuestra sociedad actual, muestra todos los componentes de la trama de la obra de KafKa, la intolerancia, la supremacía de los intereses particulares sobre los familiares, los desordenes comunicativos que se viven al interior de las familias modernas, la falta de perdón y poca aceptación de las personas por sus verdaderos valores, la descomposición de los valores primarios. La sociedad moderna debe buscar como Gregorio, encontrar válvulas de escape satisfactorias que no concluyan en el deterioro tanto físico como intelectual de sus miembros.

Vivimos en una completa irrealidad social, nos movemos no en lo que queremos sino en lo que necesitamos para subsistir, las continuas inconsistencias en nuestro modo de apreciar la vida nos lleva a vivir en un mundo superficial, somos seres en continua metamorfosis y como Gregorio tenemos continuos amaneceres siendo bichos horribles, a los cuales ni aun nuestros familiares pueden soportar, caminamos sin propósito, y nos refugiamos en nuestro ir y venir para ocultar la gran verdad. “Somos Bichos vestidos de hombres.”




RAE
TEMA: LITERATURA
ELABORADO POR: MARITZA MACTOREL CARVAJAL
TITULO: EL USO PÙBLICO DE LA RAZON KANTIANA Y SU RELACIÒN CON LA LITERATURA.
AUTOR: CARLOS ARTURO GAMBOA


De acuerdo con el filósofo Immanuel Kant, Más que un conjunto de ideas fijas, la Ilustración implica una actitud, un método de pensamiento; es, a ciencia cierta “el uso público de la razón” en otras palabras, existe una forma de ejercer la libertad de opinión y esta se da al interactuar con el público.

Vivimos en una constante interacción comunicativa que para el común de las personas se constituye en un ir y venir de hechos sociales; pensamiento contrario del artista quien utiliza esa visión de la sociedad para intencionar pragmáticamente sus obras literarias y reflejar en ellas creaciones en colectivo; es decir, que comparte con el mundo sus ideas y valores.

Si se requiere dar respuesta a la pregunta ¿cómo opera el uso de la razón pública en la literatura? Podría aludir que el artista razona intelectualmente haciendo uso de la autonomía y el grado de responsabilidad como eje guía de su pensamiento, como práctica de su libertad para tomar sus propias decisiones y compartirlas con los demás por medio del arte creativo que representa el lenguaje de una reconstrucción social.


Necesitamos por ello gente que en realidad reconozca la importancia del valor que tienen aquellas cosas que expresa, por muy elevado o bajo que sea el perfil comercial donde se mueve su labor literaria. La conciencia del lector puede cambiar si se le incentiva para utilizar la razón como instrumento de análisis en su gestión apreciativa.

Autores que sin convertirse en literatos sociales, puedan colaborar de manera directa y sana sobre la construcción de un mundo mejor, un mundo de sueños razonables y no utópicos. Pues un sueño sin acción práctica solo se convierte en una triste ilusión.



RAE
TEMA: LITERATURA
ELABORADO POR: MARIA DEL PILAR CAMACHO
TITULO: EL USO PÙBLICO DE LA RAZON KANTIANA Y SU RELACIÒN CON LA LITERATURA.
AUTOR: CARLOS ARTURO GAMBOA



Para Kant, el uso publico de la propia razón, se ejerce en su concepto real solo cuando interactuamos con la comunidad, entendiendo por esta el conjunto de miembros que conforman nuestra sociedad.

El escritor tiene a través de su labor artística, la oportunidad de ejercer este privilegio de una manera más efectiva. Claro esta si este se encuentra en el nivel de madurez adecuado, es decir que su razonamiento pragmático de cualquier situación ejerce una influencia objetiva sobre la masa lectora.

El sujeto literario debe ser conciente que aunque su apreciación individual parte de su análisis interior sobre determinado matiz de la vida. El objeto primordial de este arte comunicativo influye de manera extraordinaria sobre el devenir social. Convirtiendo a este en epicentro de desarrollo y crecimiento de una comunidad.

La literatura debe convertirse en un restaurador social que llegue al público, independiente de dogmas o políticas; esto hace al escritor responsable de una nueva construcción social.


PREGUNTAS GENERADORAS


1- ¿QUE ASPECTOS SOCIALES DE LA ÉPOCA ACTUAL SE ENTRONCAN EN LA LITERATURA?

Siendo indiscutibles las relaciones entre literatura y sociedad, resulta un tanto sorprendente que nos mostremos tan evasivos a nombrarlas para el momento presente. La sociedad teocéntrica medieval produjo un arte al servicio del feudalismo; por lo tanto no resulta incómodo asumir que los siglos del capitalismo que llevamos en los genes hayan provocado algún efecto en las conciencias de los poetas ¿porqué? Llevamos siglos bajo un régimen que ahora se globaliza, que basa sus principios en el darwinismo más salvaje del que podamos ver en la naturaleza y nos creemos a salvo de que esa ley del más fuerte no se haya inoculado en nuestras conciencias y de que el miedo repartido como el pan de cada misa antigua nos perturbe la vista.


2- ¿DE QUE MANERA LA LITERATURA USA LOS ELEMENTOS SOCIETALES EN LA CONSTRUCCIÓN DE SU ESTÉTICA?

El escritor utiliza diferentes elementos de la sociedad para crear su mundo y plasmarlo de manera escrita, por ejemplo; busca ayuda de la filosofía esperando de ella alta dosis de conocimiento, en la sociología comunicando verdades ocultas que solo él percibe, el absolutismo estético “la existencia de esa realidad última y absoluta que el arte debería representar”. Con ello se abandona el terreno concreto del arte como praxis humana para instalarse en el nebuloso cielo de las construcciones metafísicas.
Un escritor se mueve en el mundo de las interacciones comunicativas y su sensibilidad le permite “ver” esas formas de las construcciones sociales que para los demás son elementos cotidianos y tomando como herramienta las expresiones estéticas, pone en evidencia un nuevo orden, tamizado por su mirada de artista.


3- ¿COMO ABORDAR EL COMPLEJO DE LA SOCIEDAD MODERNA/POSMODERNA A PARTIR DE LA LITERATURA?

La literatura como función comunicativa tiende a reconocer en sus escritos las verdades que enmarcan las épocas existenciales; por lo tanto la creación estética permite recorrer la sociedad en un tiempo pasado, presente y futuro.


TUTORIA No. 3

OCTUBRE 15 DE 2006

¿COMO SE CONSTRUYE LA DIMENSIÓN SOCIAL EN LA LITERATURA LATINOAMERICANA?



ANÁLISIS CRÍTICO LITERARIO
CUENTOS LATINOAMERICANOS


Para lograr un buen análisis crítico del texto narrativo y establecer los principales elementos estructurales y simbólicos de su discurso; es importante tener como apoyo, los aportes que nos brinda “GENARO TALENS”, Expuesto en la semiótica del texto artístico.

El cuento es un género narrativo muy acto para el desarrollo de toda una serie de formulaciones teóricas que el método semiótico comporta. Su sencillez constructiva y discursiva hacen fácilmente demostrable, todas aquellas hipótesis teóricas de las que partimos. Tomando como referencia el cuento “El bloqueo” de “Murilo Rubiao” explicitaremos cada uno de los elementos que hacen parte sus diferentes planos.

El discurso narrativo “El bloqueo”, es un relato (cuento), cuya estructura común está ligada a una serie de sucesos articulados que describen el sentido global del texto. “TODOROV”
El cuento contiene una secuencia compleja “ya que al momento de abordarlo el autor nos ubica en el centro de la historia “Al tercer día de haber dormido en el pequeño departamento de un edificio recién terminado, oyó los primeros ruidos”. Murilo Rubiao expone unos acontecimientos y unas acciones, que se encuentran dentro de un espacio y un tiempo claramente diferenciados. “Encendió la luz y consultó el reloj: las tres.” “Por la tarde la calma volvió al edificio”. Desde la óptica del individuo protagónico del cuento “Gerión” encontramos tres funciones núcleos, los cuales abren y mantienen una alternativa consecuente para la continuidad de la historia, correspondientes a los nudos o fragmentos del relato: deseo de liberarse por completo de su hogar, deseo de venganza ante el trato humillante por parte de su esposa y el deseo de dar fin a su vida.

Entre los núcleos, encontramos elementos de relleno o catálisis que se aluden a los ruidos incesantes ocasionados por la máquina demoledora “Apenas abrió la puerta, le llegó al oído el machacar de varias brocas y poco después estallidos de cabos de acero que se rompían……”.
Los indicios que allí aparecen permiten remitirnos a una serie de significados implícitos que ayudan a descifrar algunos detalles de la secuencia del texto, “¿Sobreviviría a las latas?” éste indicio nos hace pensar que Gerión, no sabía cocinar. “Había alquilado el apartamento con nombre falso” posiblemente lo hizo porque no quería ser ubicado por nadie preferiblemente por su esposa o que tenía cuentas pendientes de juego o personales.

A partir de los actactes que en esta historia aparecen se organizan las acciones que dan forma y sentido al texto, “GREIMAS” propone los siguientes tipos de actantes: Sujeto (presión familiar), “Prefirió correr el riesgo en vez de volver a su casa, que abandonara, de prisa por motivos de orden familiar”, Objeto (Soledad), “Regreso al departamento aún bajo la conmoción del susto. Se dejó caer en el sofá. Impedido de regresar a casa, experimentó el gusto de la plena soledad” Remitente (su mujer Margarerbe y su hija),”Pero no podía permitir que el odio de Margarerbe fuera transferido a Seatéia. Ella recurriría a toda las formas de tortura para vengarse de él a través de su hija” Destinatario (Gerión), “Normalmente tenía el sueño pesado y al despertarse le tomaba tiempo integrarse al nuevo día” Oponente (El ruido constante), “Se había desligado momentáneamente de los ruidos, inmerso en la desesperanza” Ayudante (El bloqueo) “El modo de escape de su cruda realidad” “Una corriente luminosa destruyó el alambre telefónico. Se cerraba el bloqueo”.

Examinando los contenidos explicitados en la obra de manera semántica, se ven reflejados los realismos simbólico, social y dialéctico, según lo establece “CHARLES MORRIS”. El núcleo temático que Murilo Rubiao expone en el texto es la manera como Gerión busca escapar de la opresión que ejerce una vida familiar llena de humillaciones y maltratos sicológicos, tomando como elementos simbólicos para ese escape, “el ruido”, “el sueño” y “la soledad” todos estos símbolos son significantes de un bloqueo que es lo que finalmente logra Gerión. En cuanto al realismo social, la posición económica de la esposa de Gerión la hace ser cabeza de hogar (matriarcado) por lo tanto su poder como padre y esposo es restringido obligándolo así a vivir sometido y depender totalmente de ella, soportando su abuso verbal y sus caprichos. Esta conducta es un símbolo de un atropello de los derechos y lo anula ante los demás; en cuanto al simbolismo dialéctico se observa el uso reiterativo de expresiones verbales que reflejaban el desprecio mutuo entre Gerión y su esposa “la gorda debería estar comiendo bombones” “Vete al diablo tú, tu dinero y tú gordura” “parásito incapaz”.

Otro apartado que analizaremos en el presente texto, será el aspecto verbal de “TODOROV”, o sea las frases concretas a través de las cuales nos llega el relato, coincidiendo esta parte con lo que CHARLES MORRIS llama pragmática, cuyo objeto es estudiar las relaciones entre los signos y los sujetos que lo usan, así como establecer las relaciones entre los signos y sus interpretes; tales relaciones se describen en:

“El tiempo” está representado por dos temporalidades, la del universo real representado que es donde se dan las secuencias de los hechos “se durmió nuevamente, se despertó presa del pánico, oía a intervalos explosiones secas, sin poder resistir la expectativa, abrió la puerta”, la del universo ficticio o de la ficción que nos conduce a anacronías como: retrospecciones “Después de algunas horas de absoluto silencio, ella volvía: ruidosa, mansa, sordo, suave, estridente, monocorde, disonante, victima, melodiosa, casi musical. Se meció en un vals bailado hace algunos años. Sonidos ásperos espantaron la imagen venida de su adolescencia, superpuesta luego por la de Margarerbe, que el mismo ahuyentó. Y prospecciones (anticipaciones) “Dentro de tres días todo se acabará”, “No sobrevivirás sin mi dinero”. La estructura temporal del texto es bastante simple, aquí el orden es lineal, en un periodo de tiempo de cinco días.

Los hechos narrados en éste relato literario, están contados desde afuera, donde el narrador nos informa indirectamente acerca de los actantes, él es quien disimula, revela sus pensamientos, los hace, en definitiva, participar; por lo tanto el narrador es extradiegético. “Gerión descendía la escalera indeciso en cuanto a la necesidad del sacrificio” “regresó al departamento aún bajo la conmoción del susto”.

En esta parte del análisis nos detuvimos a considerar todos aquellos “recursos lingüísticos o modos de relato” que el autor emplea en su creación literaria, es decir aquellas características específicas que hacen que éste discurso pertenezca al ámbito literario y no al cotidiano.

El relato de Murilo Rubiao, presenta la narración de unos hechos que se suceden en un tiempo, la descripción de un ambiente que aparece en un espacio concreto, con una serie de diálogos de los actores-actantes. Todo de una manera muy sencilla, sin complejidad de ningún tipo, aunque el autor haya sabido elegir aquellos elementos del lenguaje que mejor y más expresivamente permitan dar a conocer el mensaje que él nos quiere comunicar. “Su estilo” es sencillo, sin ningún tipo de recargamiento en el lenguaje empleado, el diálogo o estilo directo, se emplea para dar sensación de realidad y finalmente para ofrecernos la posibilidad de conocer mejor a los personajes. “El propio portero lo atendió – Obras de rutina. Le pedimos disculpas, principalmente por ser usted nuestro único inquilino. Hasta ahora, claro” “- ¿Qué rayos de rutina es esa de arrasar con el edificio? - ¿Dentro de tres días todo se acabará –dijo, colgando el fono”.




Para finalizar nuestro análisis, es importante elaborar un contraste entre el sentido del texto y la realidad que vivimos. La sociedad actual está impregnada de familias cuyo monopolio gira en torno a la situación económica, dejando a un lado esas épocas románticas donde los valores y la parte espiritual eran la esencia del seno familiar; ahora azotados por la transformación de una sociedad de consumo nos convertimos en terminales de la gran industria, personajes como Gerión que buscan escapar de la vida autoritaria y subordinada es que está vestida nuestra sociedad, la gente de nuestro siglo busca con ansia un bloqueo para suplir y esconder esas debilidades de las que no somos capaces de enfrentar.

El discurso narrativo “Un día de estos” escrito por Gabriel García Márquez presenta una morfosíntaxis que permite el análisis textual; para ello es necesario interpretar cada parte de manera articulada con el fin de encontrar el verdadero sentido.

GREIMAS, intenta establecer en toda narración una serie de postulados lógicos, basados en una articulación de macro estructuras narrativas básicas que, aplicadas a las acciones y a los acontecimientos, realizados en unas coordenadas espacio temporales, engendran el relato. Es así como establecemos “las secuencias, las funciones y las acciones”.

Las secuencias en el cuento “Un día de estos” poseen una estructura que marca el inicio el cual abre las posibilidades de una conducta a observar “El lunes amaneció tibio y sin lluvia. Don Aurelio Escobar, dentista sin título y buen madrugador, abrió su gabinete a las seis” Otra media que muestra el conflicto “La voz destemplada de su hijo de once años lo sacó de su abstracción, -Papá –Qué. –Dice el alcalde que si le sacas una muela. –Dile que no estoy aquí” Una tercera final que encierra el proceso en forma de resultado alcanzado el cual se muestra de manera positiva “ El alcalde se puso de pie, se despidió con un displicente saludo militar, y se dirigió a la puerta estirando las piernas, sin abotonarse la guerrera -Me pasa la cuenta-dijo. ¿A usted o al municipio? El alcalde no lo miró. Cerró la puerta, y dijo, a través de la red metálica –Es la misma vaina.

Las funciones son características que se mantienen permanentes en todo texto narrativo; en el cuento “Un día de estos” estas funciones permiten establecer las acciones que realizan los actantes definidas desde el punto de vista de su significación en el desarrollo de su intriga “VLADIMIR PROPP”. Hacen parte de las funciones: los núcleo, correspondiente a los nudos del relato “Dice que si no le sacas la muela te pega un tiro” las catálisis, las que tienen una naturaleza completadora y sirven de rellenos en la historia “Después de las ocho hizo una pausa para mirar el cielo por la ventana y vio dos gallinazos pensativos que se secaban al sol en el caballete de la casa vecina” Los indicios, los cuales tienen significados implícitos e implican el descifrar lo que va a suceder “Bueno –Dijo –Dile que venga a pegármelo” Las informaciones, nos sitúan en el espacio y en el tiempo, aportando datos puros “Don Aurelio Escobar, dentista sin título y buen madrugador, era rígido, enjuto, con una mirada que raras veces correspondía a la situación, como la mirada de los sordos”.

Las acciones, no puede existir un relato sin agentes que ejecuten las acciones narradas en la creación literaria, por lo tanto en nuestro cuento dichos agentes o actantes están distribuidos así: Sujeto (La venganza) “Sin rencor, mas bien con una amarga ternura dijo: aquí nos paga veinte muertos teniente” El objeto (El dolor de muela) “El alcalde sintió un crujido de huesos en la mandíbula y sus ojos se llenaron de lágrimas. Pero no suspiró hasta que no sintió salir la muela” Remitente (Aurelio Escobar)”Dentista sin título, madrugador, rígido, enjuto y con una mirada indescriptible” Destinatario (El alcalde) “El alcalde se agarró a las barras de la silla” El oponente (La falta de título)”Dentista sin título” El ayudante (Los instrumentos) “Llevó a la mesa de trabajo la cacerola con los instrumentos hervidos”.

El núcleo temático que expone Gabriel García Márquez, en el desarrollo de su relato es un día común en la vida de un dentista si título, marcado por una serie de realismos que permiten relacionar el contenido con el significado simbólico, social y dialéctico. En lo referente a lo social se puede aludir que la trama del cuento nos muestra como un hombre de escasos recursos que se ve limitado a desempeñar su oficio de manera profesional por no tener los recursos para titularse, de igual forma se ven los favores no remunerados por parte de la clase pudiente al no valorar el trabajo de la clase marginada. En cuanto al realismo simbólico, el amor y la entrega hacia su profesión da muestra que las “muelas” eran el símbolo más representativo en la vida de Aurelio, ya que dejaba todo, hasta la atención a un alto funcionario por la tarea de pulirlas. En cuanto al realismo dialéctico, se observa un trato despectivo entre los personajes “Papá –Qué – Dice el alcalde que si le sacas una muela –Dile que no estoy aquí” “El alcalde se puso de pie y se despidió con un displicente saludo militar”

Una mirada pragmática realizada al texto, nos muestra como el relato transcurre en un tiempo presente “Abrió su gabinete a las seis” “Después de las ocho hizo una pausa para mirar al cielo” El orden del cuento no tiene interacciones en el antes y el después ya que se presentan los sucesos en forma lineal y en un marco de tiempo determinado, omitiendo las retrospecciones y prospecciones. Además se puede observar que no hay pausas ni elipsis del tiempo. Por la relación entre el tiempo y el discurso se puede afirmar que éste relato es singulativo, ya que es un discurso único que lógicamente evoca un acontecimiento único, dándose el relato en un lapso de dos horas, es decir de las seis a las ocho de la mañana.

El narrador, quien es el agente de todo el trabajo de construcción del discurso literario se encuentra fuera de la historia, es decir toma el nombre de narrador extradiegético, porque desde afuera nos cuenta los sucesos que secuencialmente forman el contenido del texto.

La forma discursiva utilizada por Gabriel García Márquez para presentar la historia, es la narración intercalada por algunos diálogos que le dan mayor realismo y viveza “En la salita de espera volvió a gritar su hijo –Dice que si estas porque te está oyendo” “-Siéntese. –Buenos días dijo el alcalde. –Buenos días dijo el dentista”.

La historia “Un día de éstos” nos lleva a contextualizar las diferencias marcadas que están latentes en nuestra sociedad en cuanto a los estratos y lucha de clases; de igual forma el rol que como individuos ocupamos en esta y que nos marca de manera muy personal logrando opacarnos o en su efecto generar comportamientos nocivos que solo nos alejan cada vez más de la posibilidad de convivir sanamente.



PREGUNTAS GENERADORAS

1- ¿QUE TENSIONES CONSTRUYEN Y RECONSTRUYEN EN EL ENTORNO SOCIAL LATINOAMERICANO Y CUAL ES SU IMPACTO EN LA LITERATURA?

Desde la década de los setenta las literarias europeas contemporáneas han saturado las academias de Latinoamérica por lo que se hace necesario resaltar la teoría literaria del Mexicano Alfonso Reyes para compararlas y concluir que todas difieren del pensamiento latino pero que también podemos hallar afinidades. En su libro “el deslinde” puede verse la forma y el tono propio del pensamiento Latinoamericano.

2- ¿QUE VESTIGIOS HISTÓRICOS SOCIALES SE EVIDENCIA EN LA LITERATURA LATINOAMERICANA?

Al comparar la teoría de los formalistas rusos quienes afirmaban que solo la trama era literatura, mientras que la narración era la materia prima que la aguardaba, la mano organizadora del escritor, por otro lado Alfonso Reyes sostenía que la narración era el valor estético y que sin ella no hay literatura, además “Es posible de mención o aprovechamiento literario toda realidad que llega a nuestra mente. La intención de la literatura es inflexible; sus motivos ilimitados, al punto que la literatura puede definirse por esta pureza de sentido y esta universalidad de motivos, la integración de ellos, sus intenciones expresadas en la literatura y la literatura es la única disciplina que no se desvirtúa con la integración, antes vive de ella”.



3- ¿CUALES SON LOS PRINCIPALES VESTIGIOS SOCIALES EN LA LITERATURA LATINOAMERICANA?

El escritor tiene una responsabilidad social y entre los más importantes exponentes de literatura Latinoamericana tenemos a Rubén Darío, Tomás Carrasquilla, Gabriel García Márquez; quienes según Reyes la literatura es real cuando une ficción verbal y ficción mental.

TUTORIA No. 4

OCTUBRE, 29 DE 2006

¿COMO PRESENTA LA DIMENSIÓN SOCIAL EN LA LITERATURACOLOMBIANA?


ANÁLISIS CRÍTICO DE LA POESÍA
(POEMARIO COLOMBIANO)


A partir de la lectura del texto poético del escritor HERNANDO URRIAGO BENITEZ, titulado “MAGISTERIO DE CENIZA”, podemos dilucidar, hasta que punto el autor de ésta obra pretende desenmascarar las apariencias que las cosas nos muestran, para sorprendernos con la visión repentina de su fase oculta, de su aspecto grotesco, bestial o tragicómico, plasmado en el grupo de composiciones titulado; “secreto de familia”, perturbando así la conciencia dormida de una sociedad (Valle del Cauca), mediante la utilización de un lenguaje humorístico corrosivo que se impone con autoridad moral ante una realidad carente de belleza y sentido.

Sus palabras son fuentes de visiones de muerte y fealdad, practicando el principio de BAUDELAIRE según el cual “la vía más directa para evadirse del fastidio de éste mundo y proyectarse hacia lo otro es el infierno que se esconde asechante bajo la pulcra y aburridora superficie de todo lo existente”:

En la mesa de al lado intuyen que en el jugo
De mora se baten las sangres de anoche, de hoy,
De mañana,
Y que el poyo amontonado en bandejas de porcelanas baratas
Semeja una incruenta cena de pedazos de
Cuerpos remisos a la flagelación.
Magisterio de ceniza.

Al abordar ésta composición, traemos a colación las palabras de WINSTON MORALES CHAVARRO, quien dice que “la poesía es ese lenguaje que se cifra a través del alma, es esa necesidad de desenmascarar lo cotidiano: ella va sobre las cosas menos comunes, sobre los elementos primarios del ser y sus cosmologías”; este aporte se infiere en la composición: “Agítese antes de usar”:

En la mesa de al lado intuyen que en el jugo
De mora se baten las sangres de anoche, de hoy,
De mañana,
Y que el poyo amontonado en bandeja de porcelana
Barata semeja una incruenta cena de pedazos de
Cuerpos remisos a la flagelación.
Los cuchillos, los brackees, los dientes, las manos,
“petardos”, “última hora”, “noticias del mundo”,
Y un imperceptible charco de sangre y pimienta.

El contexto en el cual giran las composiciones aquí descritas nos ubica en una región el Valle del Cauca, mas específicamente en las calles de la ciudad, “Carrera 52 con calle 8ª,
Parasol rojo y muros de granito y mesas blancas,
11:45 en la mañana
Y algo de señales de vida en la ciudad”
Además el autor muestra las expectativas de una cultura, sus deseos y sus miedos, tal como lo aporta MARIA ÁNGELES MAESO, “La literatura como toda obra de arte, tiene también una dimensión social, literatura y sociedad mantienen una relación de influjo mutuo”. Al enfrentarse el lector con las composiciones de URRIAGO debe relacionar los términos propios de la región con sus conocimientos, ya que el desconocer algunos significados puede ocasionar una interpretación equivocada:
De palabras en crema y en rojo,
En Gris San Fernando y en Azul Plateada.
Las palabras anteriormente subrayadas en el contexto del Valle del Cauca, específicamente en Cali, se refieren a rutas de transporte urbano.
De igual forma se evidencia en la obra que se analiza la visión del mundo, de la clase o grupo social a que pertenece su autor como lo señala LUCIEN GOLDMANN, así mismo añade “Las obras literarias no deben verse solo como creaciones de individuos sino de un sujeto colectivo, de unas estructuras mentales transindividuales, es decir, de las ideas y valores que comparte un grupo”; por lo tanto el autor de estas obras utiliza sus ideas y la ideas en colectivo de su realidad social para representar mediante un lenguaje grotesco su pensamiento trágico maquilado con frases jocosas, que connotan simbolismos de muerte, tristeza y desolación.

Quien se afeita
Y corta
Y sangra
No sabe que al otro lado del espejo
Un cuerpo cae,
Sin muecas.
Sin gemidos,
Interminable surtidor,
De barro,
De pólvora
De sangre,


El autor de estas obras maneja una serie de realismos donde según GENARO TALES, de describe una serie de representaciones simbólicas, social y dialécticas.
De manera isotópica el autor utiliza un realismo simbólico mediante el uso de términos como sangre, muertos, carne para significar el sentido global del texto. Vemos estas isotopías marcadas en las cuatro composiciones de URRIAGO;

El la primera, “Suele pasar en la mañana mientras llueve” la palabras antes mencionadas simbolizan, como la vida puede estar supeditada a enfrentar un designio marcado por el destino y situado tras trivialidades que dan muestra de la importancia que es para el ser humano ese líquido preciado que sale a flote por el contacto de innumerables instrumentos como una cuchilla de afeitar, la pólvora que en este momento simboliza el disparo y que finalmente nos dirige a su gran final que es la muerte. De manera social, en los verso se refleja el contraste de dos grupos sociales, aquellos que tienen una vida sana, monótona, que transcurre sin mayores problemas y complicaciones; del otro lado un mundo lleno de violencia, dolor y situaciones conflictivas que suelen terminar en tragedias que afectan el devenir cotidiano. En cuanto al realismo dialéctico, el autor maneja un lenguaje agresivo que permite al lector relacionar y encontrar la interpretación del sentido.

En la segunda “Secreto de familia” de manera isotópica simboliza un ser que espera ser visto en algún momento de su vida y que con ansia desea compartir sus más profundos recuerdos antes de que la muerte llegue y esos recuerdos se conviertan en cenizas. De manera social simboliza el derecho que todo ser humano tiene a pertenecer a un grupo básico de la sociedad “la familia”. En cuanto a la parte dialéctica se observan una serie de repeticiones (suerte) que aunque se registran de manera alternas busca lograr el encadenamiento de palabras claves que dan origen al análisis íntimo y global del texto.

La tercera “Agítese antes de usar”, en ella el autor de manera simbólica utiliza una serie de objetos pertenecientes a sitios específicos como (restaurante, transportes y el cementerio) para representar la vida agitada de los seres humanos tras la consecución de las necesidades mínimas a las cuales tenemos derecho. A manera de simbolismo social, podemos dilucidar que allí se manejan dos contextos culturales, el común de la gente con buenos recursos económicos que les permiten acceder a gustos, como estar en un buen restaurante, a desplazarse en vehículos cómodos y hasta adquirir sus derechos funerales de manera cómoda y segura; por otro lado el contexto de la gente marginada, que carece de recursos, expuestos a las humillaciones y desprecios que los aparta de llevar una vida común hasta el punto de cerrar su existencia en sitios donde son eternamente olvidados. En cuanto al realismo dialéctico podemos aportarle a nuestro análisis, las ideas expuestas por MARIA ÁNGELES MAESO, cuando se interroga acerca de lo que vemos en la realidad literaria “el dolor y el gozo” por lo tanto el texto nos refleja un lenguaje coloquial que describe variadas situaciones cotidianas transcurridas en un solo día, las cuales reflejan el goce de una sociedad que tiene los recursos suficientes para sostener sus vidas hasta el momento de la muerte, así como el dolor que refleja los seres humanos que sobreviven en este mundo carentes de afectos y de aceptación por parte de la sociedad que los ve como una ofensa, estorbo y como un problema.

El cuarto “Epitafio de Flaubert” cierra el grupo de composiciones resaltando de manera reiterada la isotopía “carne” para simbolizar que luego de analizar con sus obras pasadas el inicio y el fin de todo ser humano, termina por darse cuenta que todos somos una carne que vive un estilo de vida acorde con las oportunidades que ella le brinda y que él aprovecha; también se detiene en cada una de sus obras a cuestionar el destino como el eje causante del gozo y el dolor. En cuanto al simbolismo social, vemos aportes de PIERRE BOURDIEU
En cuanto al “campo literario” ya que es el espacio en donde nacen y se enmarcan las ideas micro y macro para dar a conocer las intenciones del escritor; es así como URRIAGO toma como campo “la sociedad” con todas sus implicaciones económicas, políticas, culturales, morales, sicológicas etc para simbolizar la realidad y la esencia turbia de la humanidad. Por último en cuanto al simbolismo dialéctico se observa en todas las obras un manejo de lenguaje retórico adornado de figuras literarias que hacen ver de manera tácita la problemática social donde el individuo es victima de innumerables complejos como también de aciertos que lo llevan a un fin propio de su destino ya marcado.


Para finalizar éste análisis crítico podemos afirmar que MAGISTERIO DE CENIZA es en palabras de WINSTON CHAVARRO “es una composición poética que habla de lo que en apariencia no existe, lo que está cifrado en la naturaleza misma del hombre: la muerte, lo oscuro, lo inhóspito”.
Estos escritos son ese lenguaje que se cifra a través del alma, desenmascarando lo cotidiano, yendo sobre las cosas menos comunes para encontrar dentro de una sociedad los elementos que complementan y que construyen al ser humano en todas sus dimensiones.


PREGUNTAS GENERADORAS

1- ¿DE QUE MANERA LAS PROBLEMÁTICAS SOCIALES COLOMBIANAS HAN PERMITIDO CONSTRUIR UNA LITERATURA SOCIAL?

La literatura Colombiana se ha caracterizado por ser escritos cargados de sentimentalismos, confesiones, arrepentimientos autobiográficos, moralistas o políticos. De otro lado , además de las constantes señaladas, recae sobre la realidad literaria la invención de grandes mitos e iconos, falsamente esculpidos por una clase poética dirigente.


2- ¿LA OBRA LITERARIA SE LIMITA AL CONTEXTO SOCIAL COLOMBIANO PERDIENDO UNIVERSALIDAD O HACE UNIVERSAL LAS TEMÁTICAS?

Sorprende que muchas antologías nuestras sean superiores a antologías de poetas franceses, ingleses o rusos. Esto demuestra que no solo el provincialismo de los poetas compilados, sino también el exceso de ignorancia de os antologistas y editores. Esta es una de las razones por las cuales la poética Nacional descansa sobre sofismas e hipérboles comarcanas.

3-¿CUALES SON LOS VESTIGIOS SOCIALES EN LA LITERATURA COLOMBIANA QUE MÁS APORTAN A LA CONSTRUCCIÓN ESTÉTICA?

Sin lugar a dudas el “Nadaismo” llegó en un momento oportuno al país, pero fue aceptado más por escándalo que propuesta o búsqueda literaria. Como suele suceder en Colombia, donde lo espectáculo y lo sensacional apabullan lo verdaderamente poético y honesto, el nadaismo se instaló como una propuesta estética irreverente, impulsada por sus propios integrantes, que en la mayoría de los casos cayeron en lo mismo que persiguieron y condenaron.


TUTORIA No. 5
NOVIEMBRE, 12 DE 2006


¿COMO SE CONSTRUYE Y DETERMINA LA DIMENSIÓN SOCIAL EN LA LETERATURA DEL TOLIMA?


ANÁLISIS CRÍTICO
(¿DONDE ESTÁ LA FRANJA AMARILLA)
WILLIAM OSPINA


Vislumbrar las acciones que determinan un análisis profundo a nuestra realidad colombiana implica hacerlo desde una retrospectiva socio-histórica, de tal modo que permita descubrir las causas que originaron tales circunstancias, sentidas en nuestro horizonte existencial. Prácticamente William Ospina, a través de su texto ¿DONDE ESTÁ LA FRANJA AMARILLA? nos permite comprender que Colombia no es la expresión de una sociedad anhelante del progreso sino afanosa en sus conquistas interesadas e individualistas.

Lo cierto es que desde el primer momento en el que se perfiló la iniciativa independentista, no se construyó un proyecto nacional, que fundamentara los esfuerzos culturales y de identidad nacional. Tal vez, esto se debió precisamente a que el primer deseo no fue tanto buscar la iniciativa de autodeterminación sino librarse de un yugo que en nada mejoró las condiciones de supervivencia de nativos, como de negros y mestizos.

Tal como lo perfila LUKÁCS, “ cualquier obra literaria verdadera salta por encima de estilos o temas para presentar al lector una visión totalitarizadora de la realidad” en éste texto la realidad es Colombia, una sociedad que nació en la iniquidad, pero que se habituó a ella a tal punto que hoy le resulta normal implantado en su cotidianidad observar y sufrir injusticia, dolor y muerte, sin que al parecer surja la más mínima expresión de protesta, casi abrigados en un silencio mudo, que solo otorga el derecho a callar y olvidar. Al parecer Colombia refleja en su existencia, referenciando a Alejandro Llano, sacerdote y columnista del tiempo, “sufrir el mal del borregüismo”, sin que medie entre su pasado de frustraciones y su futuro desconcertante. Es decir, este país conduce su destino sin más reparos que los condicionamientos de políticas económicas estadounidenses.

Por otro lado, es necesario resaltar en este punto que William Ospina tiene como propósito no develar un misterio que no existe sino reconocer el origen de una verdad aplastante y descubierta desde sus raíces.

Las fuerzas políticas que rodean a nuestro país, han determinado también el cause de nuestra existencia, así nos lo hace saber nuestro autor cuando refiere el caso panamá, la cual no siendo una iniciativa propia se constituyó en la causa de división patrocinada por Estados Unidos. Las fuerzas foráneas con el transcurrir del tiempo se han convertido en gran masa de influencia constituyendo lo que se ha denominado mercado mundial o globalización. Este no es otra cosa, que una gran fuerza de poder e influencia que nos exige jugar con unas reglas políticas y económicas imposibles de asumir, pues tienen como condición una infraestructura productiva capaz de generar unos altos índices de desarrollo.

La relación Colombia - Estados Unidos, para nuestro beneficio no resulta tal, puesto que esta potencia ha procurado más lograr sus deseos y satisfacer sus propios intereses. “… como reprocharle a otros países que defiendan sus intereses y que piensen en primer lugar en sus conveniencias, … lo que es digno de reproches es que hayan gobiernos nacionales que en ese contexto trabajen para favorecer los intereses de los otros y no los de su propio país”. (Cfr. Pág. 22).

Las manifestaciones de poder de las grandes instituciones sociales (la Iglesia) han generado durante la historia colombiana las grandes guerras o luchas sociales, que buscan superar todo fenómeno de discriminación, rechazo o dominación, como quien lucha por sus insatisfacciones, lo que causó confrontaciones políticas de los dos grandes partidos tradicionales, el liberal y el conservador.

De acuerdo a William Ospina esta misma situación ha logrado lucir a grandes personalidades que vislumbraban la necesidad de cambios sociales y políticos al interior de todas las estructuras, como ocurrió seguramente con Jorge Eliécer Gaitán, o con Luís Carlos Galán, personas que en momentos cruciales de nuestra historia han propuesto caminos diferentes para la construcción social de un horizonte dignificante. Sin embargo, nuestro autor presenta aparentemente una visión muy negativa de la presencia de estos personajes a lo largo de nuestra realidad, pues siempre terminan siendo víctimas de un sistema político que simplemente elimina sus enemigos o contradictores; sin más, no hay que desconocer esta dura realidad, pero no son los únicos, pues aún se logran encontrar quienes continúan esa lucha silenciosa por las transformaciones de las estructuras políticas, económicas y sociales, en procura de encontrar mejores condiciones de vida para los grupos más desfavorecidos.

Relacionando el contenido del texto con las ideas que expone la crítica MARXISTA, la cual dice “El valor estético no puede ser aprehendido sino en relación con la dimensión social del texto”, vemos como William Ospina, utiliza un lenguaje estético para referirse a Colombia desde las primeras etapas de su historia, es allí donde analiza que nuestra Nación es el producto de los juegos ideológicos de un grupo de dirigentes que se constituyeron en verdaderos linajes políticos, en aras de lograr su permanencia en el poder, es así como en la década del cincuenta y cuando apenas estaba surgiendo la más sangrienta guerra civil en nuestro país se desplegó la mayor fuerza de manipulación política a las clases populares para que defendieran a sus representantes.

Es así como llegamos al análisis del Frente Nacional, la cual más que un medio de gobierno, se presenta como una experiencia nacional en la cual se descubre la magnificencia de la maldad del poder político, en cabeza de quienes son sus ejecutores. El frente nacional lo que logro fue acentuar las luchas políticas y las diferencias sociales, pues aún no logró colmar las insatisfacciones de las clases populares, sino colmar los intereses de los grupos dirigentes, liberales y conservadores, quienes habían acordado sucederse en el poder cada periodo.

Este periodo de inestabilidad dice William representó la segunda causa de injusticia, dolor y desesperanza, reinantes hasta nuestros tiempos. Este fenómeno desalentador no debe percibirse en nuestra historia como la razón para nuestra insatisfacción existencial.

“… uno se pregunta ¿en función de quien gobierna el Estado, si su primera prioridad no es el problema de la pobreza, a través de la cual la sociedad entera se ha precipitado en el caos?” (Cfr. Pág. 48). Extrayendo este fragmento del texto original nos apoyaremos para hacer otra reflexión que es válida en este contexto, pues que sentido tiene dar existencia a algo si no cumple con su propósito inicial. ¿A caso no nos tocará algún día revalidar la existencia del Estado mismo? – para toda sociedad en general, el Estado como instrumento representativo de la colectividad, esta puesto precisamente para que procure la satisfacción de las necesidades básicas de las personas. Cuando tal propósito no se da, evidencia que sus acciones no favorecen al conglomerado, sino a un sector privilegiado que es la clase dirigente. El caos social no es simplemente culpa de las clases sociales, sino del Estado que no ha podido ser eficiente en sus acciones.

Colombia, paradójicamente, es el país de la inconciencia, y así lo quiere hacer ver William, al realizar todo este conjunto de ejemplificaciones históricas, en las cuales encontramos la razón por la cual los colombianos somos un pueblo insatisfecho, desarraigado del valor autóctono y desapegado a los principios patrióticos.

Pero por otro lado Colombia no es simplemente el reflejo de derrotas y frustraciones, ni mucho menos el espectro de idealismos absurdos, sino el producto de sueños reales en donde se conjuguen múltiples grupos o sociedades a través de los cuales se conduzcan las luchas y las acciones que transformen nuestra realidad opaca. Colombia ya no debe ser el efecto político de colores despersonalizados o de idearios absolutizantes, sino el medio por el cual se realizan sueños, esfuerzos y logros.

El análisis sociológico que hace William Ospina, contextualiza el aporte hecho por CARLOS ARTURO GAMBOA, en el Uso Público de la razón Kantiana al cuestionarse “¿Cómo opera el uso de la razón pública en la literatura?, pues el artista, debe haber alcanzado un estadio (de mayoría de edad), entendida como un racionamiento intelectual, que hace uso de la autonomía como concepto guía de su pensamiento, como ejercicio de su libertad, para decidir por sí mismo y para los demás (no por los demás). Vemos con gran acierto como el autor utiliza ese racionamiento intelectual para transmitir al lector la realidad Colombiana mediante un entramado de sucesos ocurridos a lo largo de la historia, haciendo un empalme de las causas y consecuencias por las cuales nuestra Nación debe enfrentar la cruda realidad y buscar en lo más recóndito de su existir la franja amarilla que para Ospina simboliza “la esperanza”, “la luz”, “la identidad” todos aquellos valores perdidos por los despojos arraigados de generación en generación.


- ¿Dónde está la franja amarilla?- es una obra que pretende mostrar no el camino negativo de una historia sin par, sino la necesidad de buscar un camino separado de los apasionamientos políticos o ideológicos, y centrado en el progreso y bienestar de sus conciudadanos, aferrado a sus posibilidades, riquezas, e inmensurables medios naturales y culturales para convertirse en una gran sociedad.

MARITZA MACTOREL CARVAJAL.


ANÁLISIS CRÍTICO
(¿DONDE ESTÁ LA FRANJA AMARILLA)
WILLIAM OSPINA

Después de leer el ensayo de William Ospina, ¿Dónde ESTÁ LA FRANJA AMARILLA? Y teniendo en cuenta que éste hace parte del género literario en el que se expone puntos de vista personales y con claridad de ideas, sobre un tema que nos afecta a todos pero que puede repartirse en tres subtemas abarcando de ésta manera la totalidad del problema; el plantea: la Colombia que fue, la Colombia que pudo llegar a ser y la Colombia que es en la actualidad, tocando así lo fundamental del tema presentándolo como lo ve y lo siente.

El autor a través de una exposición histórica, nos muestra la radiografía de Colombia, resaltando las cosas negativas que ha vivido desde sus inicios. Es de anotar que mediante un lenguaje muy bien manejado y según la crítica literaria marxista, LUKACS afirma que “Cualquier obra literaria verdadera salta por encima de estilos o temas para presentar al lector una versión totalizadora de la verdad”. A través de su relato el lector es confrontado a reaccionar ante la cruel desdicha, dejando en él una sensación de incapacidad para solucionarlo.

Desde la época de la colonia, Colombia empezó a ser saqueada, bloqueando así la posibilidad de una economía independiente, logrando de esta forma que fuera un país que sólo se limitaba a producir materias primas para la industria mundial, convirtiéndola en consumidor obsesivo del producto extranjero, dejando así un legado de heridas y cicatrices usados por amos que lo explotaron, soportando presiones y opresiones, sin embargo no han sido pocos los esfuerzos por conseguir una patria independiente, pero con dignidad e identidad propia. Pero ¿Qué ha pasado?, para encontrar la respuesta observo como el autor lo atribuye a la visible pasividad de la sociedad colombiana; es así como se nos compara con Francia, país respetable porque tiene orgullo y dignidad pues “sabe de lo que es capaz cuando sus gobernantes olvidan que son pagados por el pueblo y ellos son los representantes de su voluntad”.

El 1886 es promulgada la constitución que gobernaría al país por mas de cien años, convirtiendo a Colombia en uno de los países mas conservadores del continente, siendo insuficientes los esfuerzos de próceres de la partía como MANUEL MURILLO TORO, TOMÁS CIPRIANO DE MOSQUERA y otros, quienes a pesar de sus luchas por la democracia el país queda bajo el yugo de los terratenientes y del clero donde iglesia y estado se amalgamaron trayendo consecuencias nefastas para sociedad de la época trascendiendo hasta nuestros días.

A mediados del siglo XX surge la guerra civil como la violencia, donde la iglesia es la principal instigadora de una guerra de fanatismo y ceguera brutal, pero es aquí donde surge el caudillo JORGE ELIECER GAITÁN quien hace parte del sector popular del liberalismo para defender a los campesinos (quienes constituían la mayoría de la población) quien comprendió la urgente necesidad de grandes reformas sociales, convirtiendo en su plan bandera el proyecto nacional, además de entender que el principal enemigo de la sociedad colombiana era el bipartidismo aristócrata, donde sus jefes mostraban un solo partido con dos caras que saqueaban y se beneficiaban del pueblo.

Gaitán llegó a convertirse en el jefe de la mayor fuerza popular de nuestra historia, llegaría al poder con un gran respaldo y una inmensa claridad sobre las reformas que se necesitaban como la de un proyecto nacional, donde todo el país estuviera incluido y sobre el país que Colombia debía llegar a ser, lo que impediría la pérdida de millones de vidas. “Una nación de blancos y de mestizos, de negros y de inmigrantes que pudiera reconciliarse con el espíritu de los pueblos nativos del territorio, y extraer de esa complejidad una manera singular de estar en el mundo”.

El autor deja ver en su descripción de éste caudillo, su admiración siendo percibida por el lector un evidente subjetivismo con la intención de cautivarlo y fascinarlo, por lo que se podría afirmar lo que dice CARLOS ARTURO GAMBOA, en el uso público de la razón pura y su relación con la literatura; “el artista no hace su arte para sí mismo, busca unos lectores, tiene una intencionalidad pragmática al elaborar sus obras” con la muerte del caudillo, mueren las esperanzas y el porvenir de un país mejor.

William Ospina, nos ubica el la tercera etapa que desencadenó esta muerte, el pacto aristocrático del frente nacional, mostrando sus innovaciones en medio de un país que surgía donde los campesinos siendo expulsados por la violencia llegaban a las ciudades para escapar del terror y de la ruina repartiendo el poder entre liberales y conservadores, favoreciendo a las clases privilegiadas y cerrando todo acceso a las riquezas a la clase media y emprendedora de igual forma negando créditos a la clase humilde, para llegar el estado a convertirse en un nido de corrupciones, en una madriguera de apetito sin control entre dos partidos cómplices que no admitieron fiscalización alguna.

Vale la pena resaltar que durante los últimos cincuenta años, crecieron procesos de iniciativa social, el movimiento sindical colombiano, reclamos de los campesinos y junto a ellas la pasividad y la indiferencia. En una desoladora realidad el autor nos va llevando hasta encontrar aspectos positivos que producen esperanza, anima el sueño de esa nueva republica, recordándonos la importancia del proyecto nacional que no puede ser olvidado por ninguno. Ahí están los poetas los compositores, los próceres de la patria, escritores y cantantes, donde debe crecer una conciencia que no puede situarse ni acallarse.

Por todo lo anterior podemos concluir que es hora de que nos preguntemos cual es nuestro lugar, nuestro papel y nuestro destino. “La historia de Colombia es la historia de una prolongada postergada, de la única aventura digna de ser vivida, aquella por la cual los Colombianos tomemos verdaderamente posesión de nuestro territorio, tomemos conciencia de nuestra naturaleza (una de las más hermosas y privilegiadas del mundo), tomemos conciencia de la magnífica complejidad, de nuestra composición étnica y cultural, creemos lazos firmes que unan a la población en un orgullo y proyecto común comprometiéndonos a ser un país y no un nidos de discusiones y discordias donde unos cuantos privilegiados, avergonzados del país del que deriva sus riquezas, predican día y noche un discurso mezquino de desprecio o indiferencia por el pueblo al que nunca supieron honrar ni engrandecer, que siempre les pareció un país de capres, una especie subalterna de barbarie y de fealdad”.


MARIA DEL PILAR CAMACHO.


PREGUNTAS GENERADORAS


1- ¿DE QUE MANERA LAS PROBLEMÁTICAS SOCIALES TOLIMENSES HAN PERMITIDO CONSTRUIR UNA LITERATURA SOCIAL?

Teniendo en cuenta lo dicho por Lukacs “cualquier obra literaria verdadera salta por encima de estilos o temas para presentar al lector una visión totalizadora de la realidad”.
Tomando los aportes de William Ospina, quien describe en sus escritos la problemática no solo Tolimense sino Nacional, en su ensayo “¿Donde está la franja amarilla?” el lector es trasladado a un contexto histórico donde se evidencia notablemente nuestra realidad social.



2-¿LA OBRA LITERARIA SE LIMITA AL CONTEXTO SOCIAL TOLIMENSE PERDIENDO UNIVERSALIDAD O HACE UNIVERSAL LAS TEMÁTICAS?

La historia de nuestra región ha dejado huellas en todos los ámbitos y la literatura no es la excepción, por tal motivo como lo expresa Winston Morales Chavarro, “Al verdadero poeta lo empuja una fuerza suprapersonal y supranacional que nada tiene que ver con él como individuo, sino con un cerebro universal y cósmico, de todas formas los problemas siguen siendo los mismos en cualquier latitud o espacio geográfico”.


3- ¿CUALES SON LOS VESTIGIOS SOCIALES EN LA LITERATURA DEL TOLIMA QUE MÁS APORTAN A LA CONSTRUCCIÓN ESTÉTICA?


Las obras de William Ospina y de Carlos Arturo Gamboa son evidencia de trascendencia al plano universal donde por medio de ellas vemos aspectos como el capitalismo, la globalización, los medios masivos de comunicación, donde nuestro contexto es afectado por ellos. Estos autores Tolimenses antes mencionados plasman en sus obras una construcción estética.


REFERENTES BIBLIOGRÁFICOS


EAGLETON, Terry. Una introducción a la teoría literaria. Lenguaje y estudios literarios. Fondo de Cultura Económica. México 1994.
MAESO, Maria de los Ángeles. Literatura y Sociedad. Los temores de los poetas.
KAFKA, Frank. La metamorfosis.
OSPINA, William. Es tarde para el hombre. Norma Editores. Bogotá, 1994.
GAMBOA BOBADILLA, Carlos Arturo. El uso público de la razón Kantiana y su relación con la literatura. Ibagué. 2006.
MORALES CHAVARRO, Winston. Escribir poesía en tiempos de Colombia.
OSPINA, William. ¿Dónde está la franja amarilla?
MORALES, Franco. Rosario Tijeras.

Wednesday, October 18, 2006

 

TUTORIA Nº UNO Y TRES

TUTORIA Nº UNO

¿ES LA LITERATURA UN TÉRMINO DE ORÍGEN SOCIAL?



La naturaleza racional de la humanidad ha permitido que a lo largo de su evolución haya plasmado en la literatura la experiencia que ha ido adquiriendo con el tiempo. Si el desarrollo del lenguaje se consiguió por un interés común de entendimiento, el deseo de llevar el proceso de comunicación a otros niveles constituyó uno de los factores puntuales en la evolución de todas las sociedades. En el marco de éste nivel de comunicación, la literatura ocupa un lugar de suma importancia. Desde sus primeras manifestaciones en la antigüedad, el hombre ha conseguido perpetuar a través de la palabra escrita todo un mundo, que de no existir ésta, difícilmente conoceríamos.

Cualquier texto escrito no es literatura; sólo lo serán aquellos que estén realizados con arte. Una obra literaria tiene un valor estético en sí misma, que hace que sea apreciable, valorable o medible en cualquier momento, pero también está sujeta a los valores estéticos de la época, del lector o del crítico que determinan lo que está escrito con arte y lo que no. El paso del tiempo es quien ventila este asunto.

La literatura consiste en una forma de escribir, según palabras textuales del crítico ruso Roman Jakobson, en la cual “se violenta organizadamente el lenguaje ordinario”; “la literatura transforma e intensifica el lenguaje ordinario”; se aleja sistemáticamente de la forma en que se habla en la vida diaria.
La reflexión sobre la relación entre la actividad artística y la realidad social probablemente es tan antigua como la civilización. Está presente en la tradición intelectual de occidente desde la poética de Aristóteles hasta la actualidad. Desde su aparición, la práctica creativa ha inquietado a la colectividad humana y el recurso de indagar en torno a su origen, para desentrañar su misterio, ha sido frecuente.

La necesidad de integrar los hechos literarios en la historia de las sociedades humanas es un descubrimiento casi contemporáneo de los inicios de la ciencia histórica tal y como se entendía a finales del siglo XVIII. Son diversas las relaciones que se pueden establecer entre literatura y sociedad, para ello es necesario analizar las obras de manera interpretativa, es decir ir más allá de la configuración lingüística del texto; es así como la Sociología de la literatura, en concreto, establece conclusiones que parten de la consideración de la literatura como realidad, fenómeno o institución social, en tanto que relaciona las obras literarias y sus creadores, la sociedad y el momento histórico en que nacen y la orientación política que las inspira.
De igual forma siguiendo la línea del Marxismo se puede aludir que su metodología propia de la Semiótica, la Neorretórica y la Hermenéutica busca el estudio de las estructuras textuales y su relación con la sociedad; Así mismo la Sociocrítica, se interesa por la procedencia y condición social de los autores, el grado de dependencia de los escritores respecto de la clase dominadora o las fuentes económicas que le permitían subsistir, y la necesidad de trazar una historia del autor en la sociedad.

Críticos Marxistas como LUKÀCS, consideran que abordar el análisis de la literatura es sencillamente verla como un cúmulo de realidades tanto políticas como sociales; es decir, verla como una totalidad artística.

De igual forma entender la compleja relación que une y separa el individuo con la sociedad, es interpretar como más allá de un entramado de rasgos lingüísticos se hayan unas estructuras sociales, que dan cuenta del génesis del texto en una situación concreta y que en palabras de GOLDMAN, llama “Estructuralismo Genético”.

Así mismo TERRY EAGLETON toma el estudio de la literatura, analizándola como un proceso continuo que parte desde su modo literario y general de producción hasta la aplicación en ella de una ideología que permitirá que el producto final “Texto” mantenga una convergencia de todos los elementos antes mencionados.

Por último enlazar los términos “literatura y compromiso” fue una tarea fácil de resolver para SARTRE, quien manifiesta que el escritor plasma sus pensamientos con el propósito de dar a conocer la relación del hombre con el mundo, lo que significa que se escribe para el público de la época, logrando que el lector se inquiete y se identifique con lo que está leyendo, sus palabras textuales lo comprueban:”El escritor vive en una situación, de modo que el silencio es tan responsable, tan culpable como la acción”.

Por otra parte, la prevalencia de criterios comerciales sobre el hecho literario naturaliza las obras de arte como mercancías mentales. Un poderoso modo del dominio del mercado que, frente a otros, menos sutiles, no necesita actuar por encima de la sociedad para ejercer su poder. De este modo la dimensión social de la literatura que es un componente más de la obra de arte, adquiere una importancia insólita; es así como se puede evidenciar una relación estrecha entre “la literatura y la sociedad”.
Así llegamos en esta rápida mirada a establecer cómo el término “literatura” nace del querer compartir el mundo subjetivo del escritor al mundo objetivo que es la sociedad con todas sus implicaciones culturales y políticas. Saber que la prioridad de la literatura es servir a la comunidad, es en esencia el objeto por el cual se establece una estrecha relación entre literatura/sociedad.




TUTORIA III

ANÁLISIS CRÍTICO LITERARIO



Para lograr un buen análisis crítico del texto narrativo y establecer los principales elementos estructurales y simbólicos de su discurso; es importante tener como apoyo, los aportes que nos brinda “GENARO TALENS”, Expuesto en la semiótica del texto artístico.

El cuento es un género narrativo muy acto para el desarrollo de toda una serie de formulaciones teóricas que el método semiótico comporta. Su sencillez constructiva y discursiva hacen fácilmente demostrable, todas aquellas hipótesis teóricas de las que partimos. Tomando como referencia el cuento “El bloqueo” de “Murilo Rubiao” explicitaremos cada uno de los elementos que hacen parte sus diferentes planos.

El discurso narrativo “El bloqueo”, es un relato (cuento), cuya estructura común está ligada a una serie de sucesos articulados que describen el sentido global del texto. “TODOROV”
El cuento contiene una secuencia compleja “ya que al momento de abordarlo el autor nos ubica en el centro de la historia “Al tercer día de haber dormido en el pequeño departamento de un edificio recién terminado, oyó los primeros ruidos”. Murilo Rubiao expone unos acontecimientos y unas acciones, que se encuentran dentro de un espacio y un tiempo claramente diferenciados. “Encendió la luz y consultó el reloj: las tres.” “Por la tarde la calma volvió al edificio”. Desde la óptica del individuo protagónico del cuento “Gerión” encontramos tres funciones núcleos, los cuales abren y mantienen una alternativa consecuente para la continuidad de la historia, correspondientes a los nudos o fragmentos del relato: deseo de liberarse por completo de su hogar, deseo de venganza ante el trato humillante por parte de su esposa y el deseo de dar fin a su vida.

Entre los núcleos, encontramos elementos de relleno o catálisis que se aluden a los ruidos incesantes ocasionados por la máquina demoledora “Apenas abrió la puerta, le llegó al oído el machacar de varias brocas y poco después estallidos de cabos de acero que se rompían……”.
Los indicios que allí aparecen permiten remitirnos a una serie de significados implícitos que ayudan a descifrar algunos detalles de la secuencia del texto, “¿Sobreviviría a las latas?” éste indicio nos hace pensar que Gerión, no sabía cocinar. “Había alquilado el apartamento con nombre falso” posiblemente lo hizo porque no quería ser ubicado por nadie preferiblemente por su esposa o que tenía cuentas pendientes de juego o personales.



A partir de los actactes que en esta historia aparecen se organizan las acciones que dan forma y sentido al texto, “GREIMAS” propone los siguientes tipos de actantes: Sujeto (presión familiar), “Prefirió correr el riesgo en vez de volver a su casa, que abandonara, de prisa por motivos de orden familiar”, Objeto (Soledad), “Regreso al departamento aún bajo la conmoción del susto. Se dejó caer en el sofá. Impedido de regresar a casa, experimentó el gusto de la plena soledad” Remitente (su mujer Margarerbe y su hija),”Pero no podía permitir que el odio de Margarerbe fuera transferido a Seatéia. Ella recurriría a toda las formas de tortura para vengarse de él a través de su hija” Destinatario (Gerión), “Normalmente tenía el sueño pesado y al despertarse le tomaba tiempo integrarse al nuevo día” Oponente (El ruido constante), “Se había desligado momentáneamente de los ruidos, inmerso en la desesperanza” Ayudante (El bloqueo) “El modo de escape de su cruda realidad” “Una corriente luminosa destruyó el alambre telefónico. Se cerraba el bloqueo”.


Examinando los contenidos explicitados en la obra de manera semántica, se ven reflejados los realismos simbólico, social y dialéctico, según lo establece “CHARLES MORRIS”. El núcleo temático que Murilo Rubiao expone en el texto es la manera como Gerión busca escapar de la opresión que ejerce una vida familiar llena de humillaciones y maltratos sicológicos, tomando como elementos simbólicos para ese escape, “el ruido”, “el sueño” y “la soledad” todos estos símbolos son significantes de un bloqueo que es lo que finalmente logra Gerión. En cuanto al realismo social, la posición económica de la esposa de Gerión la hace ser cabeza de hogar (matriarcado) por lo tanto su poder como padre y esposo es restringido obligándolo así a vivir sometido y depender totalmente de ella, soportando su abuso verbal y sus caprichos. Esta conducta es un símbolo de un atropello de los derechos y lo anula ante los demás; en cuanto al simbolismo dialéctico se observa el uso reiterativo de expresiones verbales que reflejaban el desprecio mutuo entre Gerión y su esposa “la gorda debería estar comiendo bombones” “Vete al diablo tú, tu dinero y tú gordura” “parásito incapaz”.


Otro apartado que analizaremos en el presente texto, será el aspecto verbal de “TODOROV”, o sea las frases concretas a través de las cuales nos llega el relato, coincidiendo esta parte con lo que CHARLES MORRIS llama pragmática, cuyo objeto es estudiar las relaciones entre los signos y los sujetos que lo usan, así como establecer las relaciones entre los signos y sus interpretes; tales relaciones se describen en:




“El tiempo” está representado por dos temporalidades, la del universo real representado que es donde se dan las secuencias de los hechos “se durmió nuevamente, se despertó presa del pánico, oía a intervalos explosiones secas, sin poder resistir la expectativa, abrió la puerta”, la del universo ficticio o de la ficción que nos conduce a anacronías como: retrospecciones “Después de algunas horas de absoluto silencio, ella volvía: ruidosa, mansa, sordo, suave, estridente, monocorde, disonante, victima, melodiosa, casi musical. Se meció en un vals bailado hace algunos años. Sonidos ásperos espantaron la imagen venida de su adolescencia, superpuesta luego por la de Margarerbe, que el mismo ahuyentó. Y prospecciones (anticipaciones) “Dentro de tres días todo se acabará”, “No sobrevivirás sin mi dinero”. La estructura temporal del texto es bastante simple, aquí el orden es lineal, en un periodo de tiempo de cinco días.


Los hechos narrados en éste relato literario, están contados desde afuera, donde el narrador nos informa indirectamente acerca de los actantes, él es quien disimula, revela sus pensamientos, los hace, en definitiva, participar; por lo tanto el narrador es extradiegético. “Gerión descendía la escalera indeciso en cuanto a la necesidad del sacrificio” “regresó al departamento aún bajo la conmoción del susto”.



En esta parte del análisis nos detuvimos a considerar todos aquellos “recursos lingüísticos o modos de relato” que el autor emplea en su creación literaria, es decir aquellas características específicas que hacen que éste discurso pertenezca al ámbito literario y no al cotidiano.
El relato de Murilo Rubiao, presenta la narración de unos hechos que se suceden en un tiempo, la descripción de un ambiente que aparece en un espacio concreto, con una serie de diálogos de los actores-actantes. Todo de una manera muy sencilla, sin complejidad de ningún tipo, aunque el autor haya sabido elegir aquellos elementos del lenguaje que mejor y más expresivamente permitan dar a conocer el mensaje que él nos quiere comunicar. “Su estilo” es sencillo, sin ningún tipo de recargamiento en el lenguaje empleado, el diálogo o estilo directo, se emplea para dar sensación de realidad y finalmente para ofrecernos la posibilidad de conocer mejor a los personajes. “El propio portero lo atendió – Obras de rutina. Le pedimos disculpas, principalmente por ser usted nuestro único inquilino. Hasta ahora, claro” “- ¿Qué rayos de rutina es esa de arrasar con el edificio? - ¿Dentro de tres días todo se acabará –dijo, colgando el fono”.




Para finalizar nuestro análisis, es importante elaborar un contraste entre el sentido del texto y la realidad que vivimos. La sociedad actual está impregnada de familias cuyo monopolio gira en torno a la situación económica, dejando a un lado esas épocas románticas donde los valores y la parte espiritual eran la esencia del seno familiar; ahora azotados por la transformación de una sociedad de consumo nos convertimos en terminales de la gran industria, personajes como Gerión que buscan escapar de la vida autoritaria y subordinada es que está vestida nuestra sociedad, la gente de nuestro siglo busca con ansia un bloqueo para suplir y esconder esas debilidades de las que no somos capaces de enfrentar.





El discurso narrativo “Un día de estos” escrito por Gabriel García Márquez presenta una morfosíntaxis que permite el análisis textual; para ello es necesario interpretar cada parte de manera articulada con el fin de encontrar el verdadero sentido.
GREIMAS, intenta establecer en toda narración una serie de postulados lógicos, basados en una articulación de macro estructuras narrativas básicas que, aplicadas a las acciones y a los acontecimientos, realizados en unas coordenadas espacio temporales, engendran el relato. Es así como establecemos “las secuencias, las funciones y las acciones”.



Las secuencias en el cuento “Un día de estos” posee una estructura que marca el inicio el cual abre las posibilidades de una conducta a observar “El lunes amaneció tibio y sin lluvia. Don Aurelio Escobar, dentista sin título y buen madrugador, abrió su gabinete a las seis” Otra media que muestra el conflicto “La voz destemplada de su hijo de once años lo sacó de su abstracción, -Papá –Qué. –Dice el alcalde que si le sacas una muela. –Dile que no estoy aquí” Una tercera final que encierra el proceso en forma de resultado alcanzado el cual se muestra de manera positiva “ El alcalde se puso de pie, se despidió con un displicente saludo militar, y se dirigió a la puerta estirando las piernas, sin abotonarse la guerrera -Me pasa la cuenta-dijo. ¿A usted o al municipio? El alcalde no lo miró. Cerró la puerta, y dijo, a través de la red metálica –Es la misma vaina.








Las funciones son características que se mantienen permanentes en todo texto narrativo; en el cuento “Un día de estos” estas funciones permiten establecer las acciones que realizan los actantes definidas desde el punto de vista de su significación en el desarrollo de su intriga “VLADIMIR PROPP”. Hacen parte de las funciones: los núcleo, correspondiente a los nudos del relato “Dice que si no le sacas la muela te pega un tiro” las catálisis, las que tienen una naturaleza completadora y sirven de rellenos en la historia “Después de las ocho hizo una pausa para mirar el cielo por la ventana y vio dos gallinazos pensativos que se secaban al sol en el caballete de la casa vecina” Los indicios, los cuales tienen significados implícitos e implican el descifrar lo que va a suceder “Bueno –Dijo –Dile que venga a pegármelo” Las informaciones, nos sitúan en el espacio y en el tiempo, aportando datos puros “Don Aurelio Escobar, dentista sin título y buen madrugador, era rígido, enjuto, con una mirada que raras veces correspondía a la situación, como la mirada de los sordos”.

Las acciones, no puede existir un relato sin agentes que ejecuten las acciones narradas en la creación literaria, por lo tanto en nuestro cuento dichos agentes o actantes están distribuidos así: Sujeto (La venganza) “Sin rencor, mas bien con una amarga ternura dijo: aquí nos paga veinte muertos teniente” El objeto (El dolor de muela) “El alcalde sintió un crujido de huesos en la mandíbula y sus ojos se llenaron de lágrimas. Pero no suspiró hasta que no sintió salir la muela” Remitente (Aurelio Escobar)”Dentista sin título, madrugador, rígido, enjuto y con una mirada indescriptible” Destinatario (El alcalde) “El alcalde se agarró a las barras de la silla” El oponente (La falta de título)”Dentista sin título” El ayudante (Los instrumentos) “Llevó a la mesa de trabajo la cacerola con los instrumentos hervidos”.

El núcleo temático que expone Gabriel García Márquez, en el desarrollo de su relato es un día común en la vida de un dentista si título, marcado por una serie de realismos que permiten relacionar el contenido con el significado simbólico, social y dialéctico. En lo referente a lo social se puede aludir que la trama del cuento nos muestra como un hombre de escasos recursos que se ve limitado a desempeñar su oficio de manera profesional por no tener los recursos para titularse, de igual forma se ven los favores no remunerados por parte de la clase pudiente al no valorar el trabajo de la clase marginada. En cuanto al realismo simbólico, el amor y la entrega hacia su profesión da muestra que las “muelas” eran el símbolo más representativo en la vida de Aurelio, ya que dejaba todo, hasta la atención a un alto funcionario por la tarea de pulirlas. En cuanto al realismo dialéctico, se observa un trato despectivo entre los personajes “Papá –Qué – Dice el alcalde que si le sacas una muela –Dile que no estoy aquí” “El alcalde se puso de pie y se despidió con un displicente saludo militar”

Una mirada pragmática realizada al texto, nos muestra como el relato transcurre en un tiempo presente “Abrió su gabinete a las seis” “Después de las ocho hizo una pausa para mirar al cielo” El orden del cuento no tiene interacciones en el antes y el después ya que se presentan los sucesos en forma lineal y en un marco de tiempo determinado, omitiendo las retrospecciones y prospecciones. Además se puede observar que no hay pausas ni elipsis del tiempo. Por la relación entre el tiempo y el discurso se puede afirmar que éste relato es singulativo, ya que es un discurso único que lógicamente evoca un acontecimiento único, dándose el relato en un lapso de dos horas, es decir de las seis a las ocho de la mañana.

El narrador, quien es el agente de todo el trabajo de construcción del discurso literario se encuentra fuera de la historia, es decir toma el nombre de narrador extradiegético, porque desde afuera nos cuenta los sucesos que secuencialmente forman el contenido del texto.

La forma discursiva utilizada por Gabriel García Márquez para presentar la historia, es la narración intercalada por algunos diálogos que le dan mayor realismo y viveza “En la salita de espera volvió a gritar su hijo –Dice que si estas porque te está oyendo” “-Siéntese. –Buenos días dijo el alcalde. –Buenos días dijo el dentista”.

La historia “Un día de éstos” nos lleva a contextualizar las diferencias marcadas que están latentes en nuestra sociedad en cuanto a los estratos y lucha de clases; de igual forma el rol que como individuos ocupamos en esta y que nos marca de manera muy personal logrando opacarnos o en su efecto generar comportamientos nocivos que solo nos alejan cada vez más de la posibilidad de convivir sanamente.

This page is powered by Blogger. Isn't yours?